Colmar la brecha en la inmunización infantil

Lunes 2 de mayo de 2022 15:08:58Colmar la brecha en la inmunización infantil

La vacunación para niños es siempre una de las preocupaciones principales de los profesionales de la salud. (Fotografía: Getty Images)

Nhan Dan-

A más de dos años desde su estallido, la pandemia de Covid-19 ha dejado gravemente interrumpidas las campañas de inmunización en todo el mundo, de manera que pone a los niños en riesgo de contraer enfermedades peligrosas que podrían haberse evitado con vacunas. Si las “brechas” en el tema no se llenan pronto, los logros de prevención antipandémica universales durante los últimos 20 años podrían revertirse.

Tan solo en los primeros tres meses de 2022, el número de casos de sarampión en África ha aumentado 400 por ciento frente al mismo período de 2021. Según el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), en enero y febrero, más de 17 mil 300 personas de todo el mundo contrajeron la enfermedad, cifra casi duplicada interanualmente.

En apenas un año (hasta abril), se reportaron 21 fuertes brotes de sarampión en el planeta. En 2021, 24 países africanos confirmaron una nueva variante de la polio y otros 13 anunciaron brotes de fiebre amarilla. Las estadísticas pueden ser más altas, pues los sistemas de actualización sobre las epidemias mundiales se han visto ralentizados por el Covid-19.

Especialistas médicos opinaron que tales alarmantes cifras reflejan en parte un panorama sombrío de la propagación de las patologías controladas gracias a la invención de sus antídotos ya hace decenas de años. El director regional de la OMS para África, doctor Matshidiso Moeti, subrayó que el alza del número de pacientes de enfermedades prevenibles por vacunas es una advertencia para el mundo sobre las “tormentas” epidémicas por venir.

La baja cobertura de vacunación es presuntamente la razón principal del resurgimiento y la rápida transmisión de las epidemias. Estadísticas recién publicadas por Unicef revelan que hasta el 1 de este abril, un total de 57 campañas de vacunación aprobadas en 43 países y territorios todavía no se implementaban. Este estancamiento afectaría a 203 millones de personas, en su mayoría niños.

En 2020, alrededor de 23 millones de la población pediátrica global no recibieron las inmunizaciones infantiles básicas, el nivel más alto observado desde 2009. Solo en América Latina y el Caribe, uno de cada cuatro niños no ha completado el esquema de vacunación de rutina. Cerca de dos millones 500 mil se encuentran sin inmunización completa contra la difteria, el tétanos y la tos ferina. De ellos, un millón 500 mil no han tenido acceso ni siquiera a una inyección. Unicef advirtió que el descenso de las tasas de vacunación infantil es un “retroceso peligroso”, lo cual pone en riesgo la salud de los menores y puede conllevar consecuencias a largo plazo.

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, enfatizó que el Covid-19 ha interrumpido gravemente los esfuerzos de inmunización y ha sobrecargado los sistemas sanitarios. Los pequeños se han vuelto más vulnerables a enfermedades mortales como la polio, el sarampión y la neumonía. Por lo tanto, este es un momento importante para que los países actúen juntos en aras de revertir la situación, proteger a los niños y salvaguardar el futuro del mundo.

Previamente a la aparición de la pandemia del nuevo coronavirus, la campaña de vacunación ampliada en varios países ya enfrentaba desafíos. En el caso de los afectados por conflictos y pobreza como Somalia, Etiopía y Afganistán, asegurar que los niños estén completamente vacunados es una tarea difícil.

Débiles sistemas de salud, escasos equipos de almacenamiento de vacunas y la dificultad de acceder a los residentes en áreas de seguridad inestable son las principales barreras para la misión de llevar las vacunas a todos. La situación empeoró cuando el Covid-19 sacudió los sistemas de salud. Los centros de vacunación se vieron obligados a limitar sus operaciones, mientras la gente se preocupaba por el riesgo de infectarse al acudir allí.

A pesar de esos retos, la directora del Unicef para América Latina y el Caribe, Jean Gough, aseveró que en el período de recuperación posCovid-19, los países deben actuar pronto para revertir la reducida cobertura de vacunas. Esa organización infantil, la Alianza Global para Vacunas e Inmunización y socios han lanzado la Agenda de Inmunización 2030, que, según la OMS, de ser plenamente materializada, ayudará a prevenir alrededor de 50 millones de muertes en todo el mundo.

Llevar rápidamente las campañas de vacunación esenciales de vuelta a su órbita constituye una tarea urgente para llenar los “vacíos” causados por la pandemia de Covid-19 e impedir el riesgo de futuros brotes de peligrosas epidemias.

Tien Nam