El difícil nudo de un "expediente nuclear"

Martes 22 de febrero de 2022 12:16:52El difícil nudo de un

Los parlamentarios iraníes asisten a una sesión de la Asamblea Consultiva Islámica en Teherán. (Foto: AFP/VNA)

Nhan Dan-

La mayoría de los miembros de la Asamblea Consultiva Islámica de Irán enviaron una carta al presidente Ebrahim Raisi para expresar su apoyo al regreso de Teherán al acuerdo nuclear rubricado en 2015 con las potencias mundiales si se cumplen seis condiciones.

Este es un gesto de buena voluntad de Teherán, pero también una actitud dura de los legisladores iraníes ante los Estados Unidos y sus aliados europeos. Al parecer que un acuerdo quede al alcance de la mano, pero conseguirlo es un paso extremadamente difícil porque todavía hay una brecha profunda entre las posiciones de los Estados Unidos e Irán.

Firmada por 250 de los 290 parlamentarios iraníes, la carta pide a los Estados Unidos y los países europeos dar garantías de no retirarse del acuerdo nuclear llamado Plan de Acción Integral Conjunto (JCPOA, por sus siglas en inglés) después de que se renegocie y no activar el mecanismo de reimposición inmediata de sanciones si Teherán no cumpla los compromisos del pacto.

Los legisladores iraníes instaron al Gobierno no suscribir ningún acuerdo si no se obtienen las garantías necesarias desde el principio. También afirmaron que el país persa solo volverá al acuerdo cuando se levanten todas las sanciones e Irán obtenga dinero de las exportaciones.

La carta fue enviada al jefe del Gobierno iraní cuando las partes negocian en Viena, la capital de Austria, la restauración del JCPOA y los pasos finales para llegar pronto a un eventual acuerdo nuclear.

Las condiciones establecidas por los parlamentarios iraníes marcan una "línea roja" para los negociadores de Teherán en Viena, pues impone ciertos límites y tolerancia cero en algunos temas. Irán ha dicho que no llevará a cabo más negociaciones fuera del marco del acuerdo nuclear con "un Estados Unidos que no cumple con sus compromisos y una Europa pasiva".

Irán instó al Congreso de los Estados Unidos a emitir una declaración política que comprometa a Washington cumplirá sus promesas si las conversaciones en Viena desembocan en un acuerdo para restaurar el JCPOA.

Irán también sugirió a sus socios occidentales emitir un comunicado político que demuestre su voluntad de cumplir el acuerdo alcanzado en Viena y volver al cumplimiento del JCPOA.

Con este firme movimiento, Irán intenta dar una respuesta proporcional al lado estadounidense. Más de 160 republicanos de la Cámara de Representantes de Estados Unidos amenazaron con interrumpir un posible acuerdo nuclear con Irán y advirtieron al presidente Joe Biden que cualquier pacto firmado sin la aprobación del Congreso sería objetado.

Los congresistas estadounidenses exigieron la eliminación completa de la capacidad de enriquecimiento de uranio por parte de Irán, liberar a todos los rehenes norteamericanos y dejar de patrocinar el terrorismo. Los republicanos en el Senado también enviaron al presidente Biden una carta en un esfuerzo por evitar que Washington regrese al JCPOA. La parte estadounidense no quiere un acuerdo en el que Irán definitivamente no renuncie a su ambición de tener armas nucleares.

Se dice que tanto las demandas de Irán como las de los Estados Unidos son de difícil aceptación por el otro lado. Irán cree que es hora de que los países occidentales demuestren "buena voluntad real" para llegar a un acuerdo en Viena, mientras la parte estadounidense exigió a Irán tomar una actitud "más seria" en las negociaciones.

Cuando aún no se ha zafado el nudo más importante relacionado con los profundos desacuerdos entre Irán y los Estados Unidos, es difícil cerrar un espinoso “expediente nuclear”.

Thai An