Etnia H’Mong en Vietnam disfruta del festival del Año Nuevo Lunar

Los H’Mong en las aldeas de Ta So 1 y Ta So 2, en la comuna de Chieng Hac, del distrito de Moc Chau, en la norteña provincia vietnamita de Son La, festejan el Año Nuevo Lunar en un inusual clima de zonas montañosas, gélido y neblinoso por la mañana y soleado al mediodía.
Etnia H’Mong en Vietnam disfruta del festival del Año Nuevo Lunar ảnh 1

En saludo a la festividad tradicional, los lugareños suelen izar una nueva bandera nacional en la entrada a su hogar.

Etnia H’Mong en Vietnam disfruta del festival del Año Nuevo Lunar ảnh 2

Las miembros de la etnia bordan trajes para lucir los días festivos.

Etnia H’Mong en Vietnam disfruta del festival del Año Nuevo Lunar ảnh 3

Algunas aldeas de los H’Mong en Son La solo dan por iniciado el festejo con la realización del rito de ofrenda a sus antepasados. La planifican para un momento adecuado a sus condiciones y prefieren invitar a cuantos familiares y amigos sean posibles.

Etnia H’Mong en Vietnam disfruta del festival del Año Nuevo Lunar ảnh 4

Los H’Mong creen que todos los seres vivos tienen alma, por lo que en ocasión del Año Nuevo Lunar queman inciensos en nueve sitios de su vivienda.

Etnia H’Mong en Vietnam disfruta del festival del Año Nuevo Lunar ảnh 5
También pegan papeles votivos a las herramientas de trabajo, la puerta principal, la cocina y la entrada a establos de animales domésticos como muestra de gratitud y rezo por un año de buen tiempo y abundante cosecha.
Etnia H’Mong en Vietnam disfruta del festival del Año Nuevo Lunar ảnh 6

Estos compatriotas dedican el 30 de diciembre lunar a elaborar el “banh day” (pastel redondo de arroz glutinoso) utilizando arroz cultivado por ellos mismos. Desde la cocción al vapor del ingrediente y macerarlo hasta conseguir la masa apropiada para moldear se realiza a mano, dando como resultado pastelitos de un blanco inmaculado. El plato sabe mejor con melaza de caña de azúcar también casera.

Etnia H’Mong en Vietnam disfruta del festival del Año Nuevo Lunar ảnh 7

La etnia piensa que el tamaño, la forma redonda y la cantidad de los pastelitos corresponden al nivel de abundancia y felicidad de su vida.

Etnia H’Mong en Vietnam disfruta del festival del Año Nuevo Lunar ảnh 8
Normalmente cada familia elabora hasta cientos de unidades para disfrutar y regalar a los visitantes.
Etnia H’Mong en Vietnam disfruta del festival del Año Nuevo Lunar ảnh 9

El primer día del Año Nuevo Lunar, los H’Mong, ataviados con trajes tradicionales confeccionados por las mujeres de su familia, visitan a parientes y luego a otros aldeanos. Entre los manjares que les preparan los anfitriones siempre figuran el “banh day” y el licor de maíz.

Etnia H’Mong en Vietnam disfruta del festival del Año Nuevo Lunar ảnh 10

Los niños también tienen nueva ropa en ocasión de la festividad y acompañan a sus padres en las visitas.

Etnia H’Mong en Vietnam disfruta del festival del Año Nuevo Lunar ảnh 11

Durante los tres días de celebración, los H’Mong evitan comer verduras, considerándolo augurio de escasez en el año venidero. Además del mencionado pastel y el licor, ofrecen a los huéspedes arroz y platos de carne.

Etnia H’Mong en Vietnam disfruta del festival del Año Nuevo Lunar ảnh 12

Las mujeres H’Mong aprenden a coser ropa y preparar el “banh day” desde pequeñas. Los días festivos como estos, las féminas de todas las edades pueden ayudar en la cocina.

Etnia H’Mong en Vietnam disfruta del festival del Año Nuevo Lunar ảnh 13

El grupo étnico decora habitaciones de homestay para acoger a familiares de otras localidades o turistas.

Etnia H’Mong en Vietnam disfruta del festival del Año Nuevo Lunar ảnh 14

Los juegos tradicionales forman parte de las actividades comunitarias por el Año Nuevo Lunar. Descuella el “Pa Pao” (Tirar el “pa pao”), que fortalece los brazos y la vista, así como brinda la oportunidad de conocerse a los futuros novios.

Etnia H’Mong en Vietnam disfruta del festival del Año Nuevo Lunar ảnh 15
Un juego preferido de cualquier niño de la etnia es “Peonza de Tu Lu”. El cincelado de ese juguete refleja la destreza de los participantes.