Carrera entre campaña de vacunación y variante Delta

Miércoles 21 de julio de 2021 16:51:18Carrera entre campaña de vacunación y variante Delta

(Fotografía: New York Times)

Nhan Dan-

Muchos países del mundo se lanzan a una carrera contra reloj para vacunar a la mayoría de la población contra el Covid-19. Aunque los antivirales no protegen del todo a las personas del ataque del virus, ayudan a evitar el agravamiento de la enfermedad y la muerte.

Con el apoyo eficiente de las vacunas, la tasa de pacientes gravemente enfermos y de mortalidad por el Covid-19 en Estados Unidos y Europa cae drásticamente en los últimos tiempos.

Debilitar la relación entre la infección, el agravamiento de la enfermedad y la muerte

Según los resultados de una investigación publicados en abril por el Colegio Imperial de Londres (Reino Unido), el programa nacional de vacunación contra el Covid-19 comenzó a ha debilitado el vínculo entre las infecciones y las muertes. La eficacia de las vacunas queda demostrada por la reducción del 60 por ciento de los nuevos contagios en Inglaterra en marzo.

El programa de inmunización y las medidas de bloqueo a nivel nacional han disminuido en gran medida la propagación del virus. Las personas de 65 años de edad o más corren el menor riesgo de contraer este mal, ya que son un grupo prioritario que se beneficia más de dicho proyecto. Este estudio también muestra que el número de pacientes hospitalizados y muertes ha disminuido de forma gradual desde que el Reino Unido implementa la vacunación generalizada.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), las vacunas no garantizan un 100 por ciento de seguridad para los habitantes ante los ataques del virus. Incluso las personas que están completamente inmunizadas pueden contraer la enfermedad. Sin embargo, pueden solo experimentar algunos síntomas leves.

Las vacunas son una herramienta muy importante en los esfuerzos de respuesta a la pandemia y protegen a las personas contra el riesgo de enfermedad grave y muerte, destacó.

La variante Delta amenaza los resultados de la vacunación

Las cifras recientes muestran que la otra ola del Covid-19 está golpeando muchas partes del mundo, especialmente en Asia, África y América Latina. Una de las principales causas del brote es la variante Delta.

A mediados de junio, esta versión de coronavirus se extendió por 23 países europeos y penetró al menos en 85 naciones de todo el mundo. En el mismo período, según expertos rusos, el 90 por ciento de los nuevos casos en Moscú estuvieron relacionados con la variante Delta.

La directora del Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC), Andrea Ammon, advirtió que esta cepa mutante podría causar alrededor del 90 por ciento de los casos infectados en toda la región a finales de agosto. Según las estimaciones del ECDC, Delta es entre un 40 y un 60 por ciento más infecciosa que la variante Alpha.

Ammon recalcó que los primeros datos señalan que las personas que acaban de recibir la primera dosis de la vacuna todavía corren el riesgo de contraer la variante Delta. No obstante, esta cepa puede no representar un riesgo demasiado grande para una persona completamente vacunada. Por lo tanto, el ECDC insta a la gente de la Unión Europea (UE) vacunarse lo antes posible este verano, agregó.

Ratificó que las vacunas han revertido la peligrosa curva epidemiológica en la mayor parte de Estados Unidos y Europa. Sin embargo, las variantes del virus SARS-CoV-2, especialmente la Delta, pueden amenazar los resultados de los programas de vacunación y las estrictas medidas restrictivas, dijo.

La pandemia de los no vacunados

En los últimos días, funcionarios estadounidenses reconocieron que el rápido crecimiento de los casos detectados debido a la variante Delta y la renuencia a vacunar han provocado un aumento de las tasas de hospitalización y muerte.

Según los datos de la Universidad Johns Hopkins del 20 de julio, el promedio de nuevos casos por día en Estados Unidos durante la semana pasada fue de 32 mil 278, un aumento del 66 por ciento en comparación con la cifra de la semana anterior y del 145 por ciento en relación a la de hace dos semanas.

De acuerdo con la directora de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades del país norteamericano, Rochelle Walensky, todas estas cifras negativas están relacionadas con un factor: las personas no vacunadas.

En una rueda de prensa celebrada el 16 de julio, Walensky reiteró que “esta pandemia se está convirtiendo en la de los no vacunados”. Casi todas las muertes y hospitalizaciones en la nación son personas que no han sido vacunadas contra el Covid-19.

Ante el riesgo de un brote virulento del virus, el presidente estadounidense, Joe Biden, continuó llamando a los compatriotas a vacunarse de inmediato. Resaltó en repetidas ocasiones que la inmunización no solo es la mejor manera de protegerse contra las nuevas variantes del virus SARS-CoV-2, sino también un acto de patriotismo.

La OMS advirtió que, a medida que aumenta el número de infecciones, es posible que surja una nueva cepa más peligrosa y contagiosa. Lo importante es vacunarse tan pronto como sea posible.

También recomendó que, después de la vacunación, los ciudadanos deben seguir manteniendo las medidas preventivas, como mantener una distancia segura con los demás, usar mascarillas, evitar reuniones masivas, lavarse las manos regularmente y cubrirse la boca y la nariz al toser o estornudar.

Hoang Ha