Esfuerzos mundiales por reducir los precios del petróleo

Miércoles 25 de mayo de 2022 15:29:40Esfuerzos mundiales por reducir los precios del petróleo

Foto de ilustración. (Fotografía: Shutterstock/VNA)

Nhan Dan-

La Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus aliados (OPEP+) emitió recientemente un mensaje sobre su disposición a aumentar la producción de crudo, mientras que el Comité Judicial del Senado de Estados Unidos (EE.UU.) aprobó un proyecto de ley antimonopolio sobre el denominado "oro negro". Con la caída de la demanda petrolera causada por las dificultades económicas y los esfuerzos antes mencionados, los analistas esperan que los precios de este combustible bajen en un futuro próximo.

El ministro de energía de Arabia Saudita, Abdulaziz bin Salman, reveló que Riad espera llegar a un nuevo acuerdo con la OPEP+ (incluida Rusia) y afirmó que la alianza podría incrementar la producción si hay demanda. Dijo que la OPEP+ logró un acuerdo de cuotas en 2020, en virtud del cual sus miembros proyectan aumentar la producción en 400 mil barriles por día (bpd) cada mes. Sin embargo, desde que estalló el conflicto bélico ruso-ucraniano, la producción rusa de petróleo cayó a 10 millones de bpd en abril, frente a 10 millones de bpd en marzo. El mencionado acuerdo, vigente desde abril de 2020, expirará en los próximos tres meses.

Según el jefe del sector petrolero de Arabia Saudita, es demasiado pronto para hablar de un nuevo acuerdo, pero la OPEP+ podrá incrementar la producción de crudo si los mercados lo exigen. También enfatizó que la OPEP+ debe ser "independiente de las cuestiones políticas".

Antes que los funcionarios de la OPEP+ emitieran dichas declaraciones, el Senado de EE.UU. demostró su determinación de impedir el encarecimiento del "oro negro" a través de una propuesta para evitar los vínculos que buscan aumentar los precios mundiales del crudo. De esta manera, el proyecto de ley No a Los Carteles de Producción o Exportación de Petróleo (NOPEC, por sus siglas en inglés), patrocinado por republicanos y demócratas estadounidenses y presentado a principios de mayo, debe ser aprobado por el pleno del Senado y la Cámara de Representantes y firmado por el presidente Joe Biden, para convertirse en ley.

Una vez aprobado, NOPEC permitirá que el secretario de Justicia de EE.UU. demande a la OPEP o a sus países miembros ante un tribunal federal si descubre que existe la coordinación intencional para aumentar los precios del petróleo. Los países socios de la OPEP+ también podrían ser demandados.

En consecuencia, NOPEC modificará la ley antimonopolio de EE.UU. para revocar la inmunidad soberana que durante mucho tiempo ha protegido a la OPEP y a sus compañías petroleras nacionales de las demandas judiciales.

Cabe destacar que Washington y la OPEP+ han tomado medidas para aminorar los precios del petróleo en el contexto que han superado la marca de 100 dólares por barril durante semanas, lo cual amenaza el crecimiento económico mundial. El encarecimiento de este producto estratégico a nivel mundial se debe al conflicto prolongado en Ucrania en los últimos tres meses.

Ante esta situación, la Comisión Europea (CE) propuso que los estados miembros de la Unión Europea (UE) implementen gradualmente la prohibición de las importaciones de petróleo de Rusia dentro de seis u ocho meses. El embargo impuesto por la UE probablemente obligará a Moscú a redirigir los flujos de exportación a Asia y reducir de modo drástico la producción, mientras que el bloque continental tendrá que competir por conseguir otra fuente de suministro disponible.

En una reunión convocada a principios de mayo pasado en Viena (Austria), la OPEP+ acordó persistir en sus planes para elevar la producción petrolera en 432 mil bpd en junio de 2022, a pesar del encarecimiento del crudo. Mientras, los analistas creen que la disminución de la capacidad de refinación a nivel mundial y los problemas fiscales también inciden en la subida de los precios de los combustibles. Concretamente, en los últimos tres años, la refinación de petróleo a nivel mundial se ha desplomado en unos cuatro millones de barriles, incluidos dos millones 700 mil desde el estallido de la pandemia del Covid-19.

Los economistas esperan que el aumento de la producción petrolera promovido por la OPEP+ en el futuro, junto con un lento incremento de la demanda mundial debido al débil crecimiento económico (especialmente en China), ayude a enfriar los precios de este combustible. En el contexto que la economía mundial se enfrenta a grandes desafíos como las tensiones geopolíticas, la actual pandemia del Covid-19, el aumento de la inflación y las dificultades en las cadenas de suministro, la OPEP pronosticó que la demanda mundial de petróleo este año crecerá a solo tres millones 400 mil bpd, 300 mil menos que lo pronosticado el mes anterior.

Dichos esfuerzos no son suficientes para resolver integralmente la cuestión de los precios del petróleo. Los gobiernos y la comunidad internacional deben "enfriar" rápidamente el punto álgido de los combates en Ucrania y otras tensiones geopolíticas. Asimismo, necesitan eliminar los cuellos de botella en la producción, aumentar la capacidad de refinación y reducir a largo plazo su dependencia del combustible fósil mediante el desarrollo de fuentes de energía renovables.