Precios mundiales de los alimentos: Efecto en cadena

Lunes 7 de marzo de 2022 17:53:32Precios mundiales de los alimentos: Efecto en cadena

Los precios de los alimentos en el mundo han aumentado significativamente. (Fotografía: Reuters/VNA)

Nhan Dan-

Los precios mundiales de los alimentos han alcanzado el nivel más alto en los 61 años desde que la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) publicó el Índice al respecto. En un contexto en que los países aún se esfuerzan por combatir la pobreza y superar las consecuencias de la pandemia de Covid-19, los conflictos y las tensiones geopolíticas vuelven a colocar a la economía frente a inmensurables riesgos.

Según datos de la FAO, en febrero el Índice de Precios de los Alimentos se situó en 140,7 puntos, un 3,9 por ciento más alto que en enero y un 20,7 por ciento por encima de su nivel de hace un año. Es más, la cifra supera el máximo anterior de febrero de 2011 en dos por ciento.

A saber, el precio de los cereales registró un aumento del tres por ciento comparado con el primer mes del año debido a las incertidumbres sobre los suministros mundiales, pues tanto Rusia como Ucrania figuran entre los principales exportadores de trigo. El precio de los aceites vegetales subió 8,5 por ciento; los productos lácteos, 6,4 por ciento, y la carne, 1,1 por ciento.

Ucrania y Rusia se consideran las “canastas de pan” del mundo. Ese segundo país lidera en el rubro de cereales, al suministrar más del 25 por ciento del trigo que consume el planeta, casi el 20 por ciento del maíz y el 12 por ciento de otros granos. Resulta comprensible por qué la escalada de las tensiones entre Moscú y Kiev disparó los precios de los alimentos a nuevas cotas.

El incremento de dichos valores se traduce en el calvario de centenares de millones de personas para procurarse comida. El Programa Mundial de Alimentos estima que unos 13 millones de ciudadanos en Kenia, Somalia y Etiopía enfrentan hambre severa en un escenario en que el Cuerno de África sufre su peor sequía en décadas.

Datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe también revelan que aproximadamente 86 millones de habitantes en esa región, la cifra más alta en los últimos 27 años, encaran extrema pobreza tras un bienio de ardua lucha contra la pandemia de Covid-19.

Oxford Economics pronosticó que las sanciones podrían causar la “evaporación” de hasta un seis por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) de Rusia, la undécima mayor economía del mundo. Sin embargo, los riesgos económicos no son exclusivos de Moscú.

El alto representante de la Unión Europea (UE) para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Josep Borrell, advirtió que esa agrupación igualmente necesita prepararse para el efecto Bumerán de las sanciones impuestas sobre el país euroasiático. Con las medidas de represalia de la parte rusa, la UE podría “pagar un precio mucho más alto”.

Mientras, el Banco Central Europeo previó que los conflictos en Ucrania podrían conllevar una disminución de 0,3 a 0,4 puntos porcentuales del PIB de la Eurozona en 2022. La Comisión Europea comentó que la campaña militar rusa en Ucrania ha puesto en precario el pronóstico de crecimiento del cuatro por ciento para esa región. De acuerdo con Capital Economics, la tasa de inflación en la Eurozona llegará al seis por ciento en los meses venideros, muy por encima del objetivo de mantenerla por debajo del dos por ciento.

Rusia aporta un 10 por ciento de los suministros mundiales de petróleo y un 40 por ciento del gas a Europa. Encabeza las exportaciones de fertilizantes, acero y carbón (tercer lugar en el mundo) y madera (quinto), así como es uno de los principales procesadores de níquel y paladio. Obviamente, la limitación de sus ventas debido al embargo perturbaría aún más las cadenas de suministro globales, que ya de vez en cuando sufren congestión.

El Fondo Monetario Internacional advirtió que si escalan las tensiones en Ucrania, la escasez y las interrupciones en los suministros no solo se agravarán para los países asociados económicamente con esa nación y Rusia, sino también provocarán daños para la economía global. Los choques de los precios de mercancías tendrán gran repercusión, particularmente sobre las familias pobres.

El efecto mariposa fue dado a conocer en 1969 por el meteorólogo Edward Lorenz con la célebre frase: “El aleteo de una mariposa en Brasil puede producir un tornado en Texas”. Cuanto más estrechos sean los lazos entre las economías, mayores serán los impactos de las sanciones sobre un país, al punto de que podrían disturbar la vida socioeconómica de otras naciones y hasta de todo el mundo.

Truong Dinh