Perspectivas positivas para la recuperación económica mundial

Jueves 10 de junio de 2021 14:20:11 Perspectivas positivas para la recuperación económica mundial

Foto de ilustración.

Nhan Dan-

El Banco Mundial (BM) elevó su pronóstico de crecimiento para la economía mundial y destacó que es el repunte post-recesión más firme en 80 años, en su informe más actualizado sobre las perspectivas económicas mundiales, publicado este 8 de junio.

Aunque esta recuperación es desigual y refleja mayormente fuertes repuntes en algunas de las principales economías, en muchos países gravemente afectados por la pandemia del Covid-19 se presenta un crecimiento más fuerte que el pronosticado.

La aceleración de la vacunación contra el Covid-19 en los países desarrollados y la implementación de los paquetes de asistencia económica fueron considerados una “dosis de refuerzo” para la economía mundial.

Se prevé que la economía mundial se expandirá 5,6 por ciento en 2021, más rápido que el pronóstico publicado en enero. El BM proyecta que este año el crecimiento de Estados Unidos será del 6,8 por ciento y el de China 8,5 por ciento.

Además, la economía de la región de Asia meridional se expandirá 6,8 por ciento en 2021, pese al fuerte impacto de la pandemia. El Producto Interno Bruto (PIB) de la India, la mayor economía de esa región, podría aumentar 8,3 por ciento en el año fiscal 2021-2022, gracias a un creciente gasto en infraestructuras, desarrollo rural y salud, así como a una recuperación más fuerte que la pronosticada en el sector de los servicio.

De cierta manera, las expectativas positivas podrían compensar los daños causados por el Covid-19 a la actividad económica. Sin embargo, el aumento de los casos en Asia meridional, especialmente en la India, y la lenta campaña de vacunación en algunos países en esta región amenza con que la recuperación no vuelva a niveles anteriores a la pandemia. En tal sentido, el BM prevé que el crecimiento de la India en el año fiscal 2022-2023 será del 7,5 por ciento.

De otro lado, la región de América Latina y el Caribe, también perjudicada por la pandemia y las subsiguientes restricciones de movimiento y de circulación de mercancías aplicadas por varios países, también da señales positivas de recuperación. Se espera que la economía de la región crezca 5,2 por ciento en 2021, cifra superior a la pronosticada a principios de año.

No obstante, esta perspectiva queda pendiente del progreso del programa de vacunación, el alivio de las medidas preventivas y la posibilidad de la elevación del precio de las materias primas en el mercado mundial.

Se prevé que las economías de Brasil y México, las mayores de América Latina y el Caribe, crezcan 4,5 y cinco por ciento, respectivamente, gracias a una creciente demanda en el mercado estadounidense en los sectores de fabricación y servicios.

Mientras, la economía de Centroamérica también podría crecer 4,8 por ciento gracias al retorno de los flujos de remesas y el aumento de los precios de los productos básicos. Pero de acuerdo con el BM, la situación del mercado laboral en esta región no volvería a la normalidad a corto plazo. Los ingresos de la mayoría de la población se han reducido, lo que agrava el nivel de la pobreza y la seguridad alimentaria en muchos países.

El BM alertó que los países pobres se están quedando atrás y necesitarán varios años para recuperar el ritmo de crecimiento pre-pandémico. En consecuencia, revisó a la baja en alrededor del 40 por ciento su pronóstico sobre los mercados emergentes y países en desarrollo.

El informe del BM también recortó su pronóstico para los países de bajos ingresos para este año y 2022 con expectativas de crecimiento de solo 2,9 por ciento, el más bajo en dos décadas. Al mismo tiempo, advirtió que antes de finales de 2021, más de 100 millones de personas volverán a caer en la pobreza extrema.

La economía mundial está "convaleciendo" gradualmente después de la pandemia, pero todavía depende del ritmo de la vacunación en todo el mundo. El presidente del BM, David Malpass destacó la necesidad de impulsar los esfuerzos globales para robustecer la distribución de vacunas contra el Covid-19 y reducir el endeudamiento de los países de ingreso bajo, la cual también constituye un asunto de interés común para otras organizaciones financieras, incluido el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Además de la iniciativa de reducción del nivel de endeudamiento de los países pobres, la directora gerente del FMI, Kristalina Gueorguieva afirmó que la vacunación es la medida más efectiva para promover el crecimiento económico global a corto plazo.

De acuerdo con estimaciones del FMI, la aceleración de la vacunación impulsará la recuperación de las actividades económicas, lo que podría brindar a la economía mundial un ingreso equivalente a nueve billones de dólares en 2025.