Hanói por convertirse en centro nacional de logística

Viernes 19 de noviembre de 2021 14:30:26Hanói por convertirse en centro nacional de logística

(Fotografía: Nhan Dan)

Nhan Dan-

Considerando la logística un sector económico crucial que directamente genera Producto Interno Bruto Regional (PIBR) y empleos, e indirectamente propulsa el crecimiento a través de mejorar la competitividad y auxiliar a las empresas, la capital vietnamita, Hanói, está implementando varias medidas para llegar a ser un centro logístico nacional.

Con una ubicación estratégica en la ruta de entrada a la capital, el Centro de Hateco, que abarca 12 hectáreas en el Parque Industrial de Sai Dong B, distrito de Long Bien, es uno de los mayores hubs logísticos en el norte. Presta plenos servicios del ámbito como el Depósito en Interior de Contenedores (ICD, en inglés), el despacho aduanero de bienes de exportación e importación, el Freight Forwarder (agente de carga), almacén, clasificación de mercancías, correo y transporte transfronterizo.

Allí, la sociedad anónima de servicios de entrega Giao Hang Nhanh tiene sus almacenes acondicionados con sistema de clasificación completamente automática de mercadería, cada uno capaz de procesar más de 30 mil pedidos por hora. Los paquetes luego se trasladarán a más de cien oficinas de correo de las 63 provincias y ciudades en todo el país. Otras empresas activas en la logística o el comercio electrónico como Shopee, DHL y Ninja Van también invirtieron en la instalación en el mismo recinto de sus sistemas de almacenamiento, clasificación y transporte.

Al respecto, un representante del grupo Hateco Logistics informó que el ICD Long Bien, localizado en su centro logístico, entró en operaciones en 2020 con una capacidad de despacho aduanero de 135 mil TEU (Unidad Equivalente a contenedor de Veinte Pies) al año. En cuanto arriban al puerto o aeropuerto los cargos serán remolcados al ICD Long Bien para el despacho aduanero, lo cual ahorra tiempo a las empresas.

Hanói define la logística como un sector económico importante, que de modo directo crea PIBR y empleos y de modo indirecto impulsa la economía por elevar la competitividad de las empresas y respaldarlas. Múltiples compañías en los polígonos industriales o complejos de estos en el territorio vienen organizando sus propias actividades logísticas.

Actualmente, la metrópoli cuenta con dos hubs logísticos, Hateco y el de la vía férrea de Yen Vien, distrito de Gia Lam. Otros tres proyectos de construcción de infraestructura para esta industria han sido aprobados por el Comité Popular municipal, y hay nueve más cuyos proponentes están completando los trámites para solicitar el permiso de inversión.

Entre los mismos figuran un centro de primera categoría en el distrito de Soc Son, otro de segunda categoría en la ciudad satélite de Phu Xuyen, y más en el oeste y el suroeste de Hanói. Últimamente, el Comité Popular capitalino dio luz verde a la planificación detallada de la Terminal de Contenedores de Phu Dong, que promete una capacidad de dos millones 540 mil toneladas por año, con visión a lograr los tres millones de toneladas en 2030.

Aun así, la logística municipal no se corresponde con el potencial y la demanda del empresariado y los lugareños. La construcción y la investigación de propuestas para invertir en establecimientos de tal tipo todavía enfrentan dificultades en la liberación de terrenos y la planificación, entre otros aspectos. Pese a su significativo desarrollo, los almacenes y bodegas en el territorio carecen de conexión y especialización (para la congelación, los bienes especiales u otros propósitos). Los ICD disponibles son pocos y solo conectados por carreteras, sin acceso a ferrocarriles y vías fluviales.

Además, la congestión de tráfico, los límites del tonelaje de los vehículos, y el aumento de gastos de contenedores y combustibles hacen subir las tarifas logísticas. Una compañía de entrega reveló que es muy escasa la fuente de inmuebles logísticos y costoso el alquiler, sobre todo en las ciudades grandes. Bajo el impacto del Covid-19 en los últimos tiempos la circulación de bienes se vuelve difícil, mientras los gastos de pruebas de detección del virus a trabajadores y chóferes redundan en un alza de los costos logísticos, la acumulación de inventarios y la fractura de la cadena de suministro.

La capital vietnamita promulgó el proyecto “Gestión y desarrollo de las actividades logísticas en el territorio hasta 2025”, con el objetivo de hacer de Hanói uno de los tres mayores centros del país y la región en el campo, apto según los estándares internacionales y que aportará cada vez más al PIBR municipal y satisface la demanda de transporte de bienes exportados e importados, de transbordo y doméstica.

Se espera que en 2025 los servicios logísticos ocupen una cuota del 9 al 11 por ciento en el PIBR local, el ritmo de crecimiento varíe entre el 17 y el 21 por ciento, la tasa de subcontratación de esos servicios se sitúe del 60 al 65 por ciento, y los costos logísticos caigan al nivel del 14 al 17 por ciento del PIBR de la ciudad.

La directora interina del Servicio de Industria y Comercio de Hanói, Tran Thi Phuong Lan, anunció que para desarrollar este sector crucial de la economía, la ciudad acelerará la construcción de los hubs logísticos y obras secundarias, el despliegue de soluciones destinadas a reducir los gastos y conectar efectivamente las infraestructuras de transporte locales. Además, la ciudad intensificará la aplicación de los logros de la Cuarta Revolución Industrial y la formación de recursos humanos para que los trabajadores se adapten a las operaciones logísticas globales.

En paralelo, recomendó a las empresas cambiar su modo de pensar, o sea, de edificar un sistema logístico propio a externalizarlo a fin de reducir los gastos, tanto los suyos como los sociales. Una vez optimizada la logística, se mejorará la competitividad de las compañías y la economía capitalina.

An Nhien